Icono Virgen del Silencio Ampliar

Icono Virgen del Silencio

Icono Virgen del Silencio

Fabricado en madera canteada, pintada y barnizada

Medidas:42x25cm

La Virgen del silencio contemplativo
Sí, cuántas veces calló María, para que hablaran sus obras, para que hablara Dios en Ella y en los demás.


La Virgen del silencio contemplativo
Decía san Juan Crisóstomo que “no sería necesario recurrir tanto a la palabra, si nuestras obras diesen auténtico testimonio”. Y con verdad, pues está claro que muchas veces los hechos son más elocuentes que los dichos.

También María, nuestra Madre, recurrió poco a la palabra. Era callada Ella. Realmente, cuántas palabras se ahorró. Pero, cuánto dejó dicho sin palabras. Cuánto dejó escrito con su vida. Cuánto testificó con sus obras.

María, la Virgen del Silencio, nos enseña el valor de un silencio fecundo y humilde, cuajado de obras y realizaciones. Nos alecciona magistralmente en el difícil arte de decir poco y hacer mucho.

Sí, cuántas veces calló María, para que hablasen sus obras, y para que hablase Dios en Ella y en los demás. Era el suyo un silencio hecho oración y acción. Un silencio lleno, no vació ni hueco. Un silencio colmado de Dios, de sus palabras, de sus maravillas. María “guardaba todas las cosas meditándolas en su corazón”, afirma el Evangelio. Porque sólo en silencio se pueden comprender las palabras de Dios y “sus cosas”.

No se trataba, por tanto, de una simple ausencia de palabras, de ruidos, de distracciones. El silencio de María fue un silencio contemplativo de la obra de Dios en su vida, en la de Jesús, en la de los demás. Un silencio de humildad, de discreción, de ocultamiento. Un silencio fecundo en buenos pensamientos, en proyectos de ayuda a los necesitados, en propósitos de entrega y donación.

Product code:422503
Cantidad

36,00 €

Send to a friend

Icono Virgen del Silencio

Icono Virgen del Silencio

Icono Virgen del Silencio

Fabricado en madera canteada, pintada y barnizada

Medidas:42x25cm

Recipient :

* Required fields

Cancel or